Todos los envios siempre gratis *

No existen productos que cumplan el criterio de selección

La caspa es la formación más o menos voluminosa de costras de piel muerta desprendida del cuero cabelludo. Puede formarse a causa de dolencias crónicas o, por el contrario, por un proceso puntual de enrojecimiento, irritación y picor de la piel que suele estar acompañado de un prurito.

Además, es conveniente destacar que el estrés puede hacer que se forme más rápidamente y en mayor cantidad y que aquellas personas con el pelo graso son más propensas a tener caspa. Los champús y tratamientos anticaspa están destinados a evitar la aparición de estos restos de piel muerta combatiendo la causa desde su origen. Por ello, tratan de eliminar el exceso de grasa del cabello y reducir la sensibilidad de la piel de la zona para evitar que se produzcan o, en caso de que ya existan, reducir hasta eliminar las irritaciones que en ella tengan lugar.

De igual forma, eliminan por completo el ácido oleico. Los champús anticaspa se aplican igual que cualquier otro champú, es decir, durante la ducha. Eso sí, es conveniente poner especial empeño y cuidado para llegar a todas las zonas y, sobre todo, al cuero cabelludo. A este respecto hay que destacar que, en este caso, el tiempo que necesitan para actuar es muy breve. Sin embargo, aquellos que padezcan un problema severo con la caspa, pueden necesitar aplicárselos más de una vez al día.

  Cargando...