Todos los envios siempre gratis *

127 Productos
Configurar sentido ascendente
  1. «
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. 4
  6. 5
  7. »
  1. «
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. 4
  6. 5
  7. »

Las personas con un sistema inmunitario fuerte tienen más defensas contra los resfriados y otros tipos de infecciones que pueden atacar y dañar al organismo.

Una ingesta adecuada de vitaminas y extractos de algunas plantas, como la curcumina, OPC, el resveratrol, la astaxantina y la granada también refuerzan las defensas del sistema inmunitario.

Cuando el sistema inmunitario funciona correctamente, las defensas del cuerpo mantienen controlado el ataque de los virus, agentes patógenos y todo tipo de infecciones dañinas. Sin embargo, cuando el sistema inmune está más debilitado, el organismo se vuelve débil y vulnerable a las enfermedades. Aquí te describimos el complejo funcionamiento del sistema inmunitario y su repercusión sobre nuestra salud.

Cómo funciona el sistema inmunitario

Los linfocitos y los fagocitos son glóbulos blancos que se encuentran en la sangre. Su función es atrapar los cuerpos extraños que entran al organismo y eliminarlos mediante el proceso de la fagocitosis. Para realizar este proceso los linfocitos, en ocasiones, necesitan ayuda de otros glóbulos blancos denominados macrófagos.

Los linfocitos, en combinación con los granulocitos, conocidos como las células asesinas, también descomponen los virus y los desechos y los destruyen, una vez se han depositado en las paredes de las células.

Los interferones son proteínas señalizadoras, producidas y secretadas por nuestras células, encargadas de advertir la presencia de los cuerpos extraños en el organismo. A partir del momento en que las células advierten el ataque entran en acción los macrófagos para activar el sistema inmunitario y comenzar la respuesta contra los ataques de los elementos patógenos.

Un cuerpo sano es capaz de realizar este proceso de defensa sin necesidad de antibióticos. Algunos macrófagos producen un agente antibacteriano denominado lisozima, que destruye los cuerpos extraños y los virus.

El sistema inmunitario identifica a los agentes nocivos y los neutraliza

Cuando se produce un ataque de cuerpos extraños, la célula A remite la información a la célula B del ataque y los anticuerpos se ponen en marcha rápidamente, propagándose y distribuyendose por el organismo para protegerlo.

Por lo tanto, todo el cuerpo recibe información del ataque y el sistema inmunitario comienza a actuar contra los agentes intrusos, y se pone en funcionamiento para que les resulte más difícil de penetrar en el cuerpo. El sistema inmunitario registra la información de cada ataque, y se vuelve más eficaz para dar respuesta frente a los cuerpos extraños. El sistema inmunitario recuerda los ataques anteriores y los combate, con más eficacia, cuando vuelven a reproducirse.

Enfermedades autoinmunes

Cuando la función protectora del sistema inmune no funciona correctamente puede destruir, por error, las células sanas del cuerpo.

Esto es lo que causa las enfermedades que en medicina se denominan autoinmunes. Las causas de estas enfermedades radica en que las células han destruido su equilibrio y no reciben la información de forma adecuada, por lo que la inmunidad no funciona.

Este tipo de fenómeno se produce en las siguientes enfermedades: reumatismo y esclerosis múltiple y también en el caso de las alergias.

Prevención y consejos para tener un sistema inmunitario fuerte

La salud de nuestro Sistema Inmune

Además de una ayuda médica, el optimismo y un buen estado de ánimo mejoran el sistema inmunitario y  la salud. La mejor medicina para ahuyentar las enfermedades de nuestra vida es tener pensamientos positivos.

Otro consejo para tener un sistema inmunitario fuerte, conservar la salud y evitar el ataque de las enfermedades, consiste en llevar una dieta saludable, que incluya vitaminas y minerales. Por otra parte, se recomienda realizar ejercicio de forma regular y evitar el estrés.

Una sauna y una ducha fría posterior también favorece el funcionamiento del sistema inmunitario.

Dar un paseo, caminando bajo la luz del sol, es bueno para el organismo y, además, también fortalece el sistema inmunitario, dado que permite la formación de la vitamina D y la catelicidina, que tiene propiedades antibacterianas e impide la aparición de las enfermedades.

Evita lo que puede debilitar el sistema inmunitario

Entre los factores que dañan los órganos y la inmunidad figuran las toxinas del medio ambiente, como el humo de los vehículos, la polución y algunas sustancias, como la nicotina y el humo del tabaco. Una vez que las membranas mucosas son atacadas, las bacterias se reproducen con facilidad y hay más riesgo de sufrir enfermedades.

Si no puedes evitar estar sometido a la polución, procura evitar que en tu casa haya sustancias contaminantes, como el humo del tabaco, y mantén siempre un ambiente puro y con aire fresco.

Una humedad equilibrada y un aire puro y fresco ayuda a un sistema inmunitario fuerte y a conservar la salud. Además, las personas que beben mucho alcohol o consumen sustancias nocivas, tienen menos defensas y su inmunidad está más dañada.

La importancia de la humedad para tener un sistema inmune saludable

La humedad es muy importante para la vías respiratorias y para el buen funcionamiento de los linfocitos y las membranas mucosas, ya que ayuda a que se forme una barrera que impide la entrada de elementos patógenos y nocivos.

El aire caliente y seco es malo para el sistema inmune. Los acondicionadores de aire secan el aire de las habitaciones provocando la irritación de las membranas mucosas y los resfriados.

Un grado alto de humedad es bueno porque las mucosas se irritan menos con el polvo y la polución suspendida en el aire.

Debemos evitar el aire caliente y seco. Para ello, se aconseja ventilar bien las habitaciones y si tenemos plantas de interior, pulverizar sus hojas, para conservar la humedad en el ambiente.

Tratamiento con vacunas para fortalecer el sistema inmunitario

Un solución médica para fortalecer el sistema inmunitario consiste en la aplicación de una vacuna contra patógenos.

En medicina se recomienda poner esta vacuna ya que ayuda al funcionamiento de los linfocitos y a dar respuesta contra los invasores. Esto se realiza mediante los anticuerpos. Gracias a la memoria de las células, el organismo recuerda mucho tiempo después los cuerpos extraños patógenos y puede dar una respuesta mejor para luchar contra ellos.

  Cargando...