Todos los envios siempre gratis *

NAC (N-acetil cisteina)

11 Productos
Configurar sentido ascendente

La N-acetil-L-cisteína es el precursor más importante del glutatión. El glutatión es el antioxidante endógeno más poderoso en neutralizar los radicales libres.

La NAC también neutraliza las toxinas y los contaminantes ambientales, incluyendo los metales pesados que se acumulan en el hígado, los riñones y el cerebro. Otra de las propiedades de la NAC consiste en que favorece la salud respiratoria, ya que hace que las mucosidades se vuelvan más diluidas.

La acetilcisteína puede usarse para tratar las enfermedades pulmonares ya que, debido a sus propiedades mucolíticas, diluye la mucosidad favoreciendo el funcionamiento de los pulmones. Al diluirse la mucosidad, esta se puede disolver y excretar más fácilmente.

El médico puede prescribir acetilcisteína en combinación con otros medicamentos. Además, también se usa para mejorar la eficacia de diversos tratamientos y para mitigar los efectos secundarios de ciertos medicamentos.

¿Qué es la acetilcisteína?

La acetilcisteína es un precursor del antioxidante glutatión y reduce el efecto de los radicales libres y del estrés oxidativo.

Se utiliza para ayudar al organismo en diversas funciones corporales. Sobre todo es un antioxidante muy poderoso, un fuerte expectorante y un antídoto en los casos de intoxicación de paracetamol.

Se usa, entre otras cosas, para el tratamiento de varias enfermedades crónicas, incluyendo las de pulmón y corazón, así como en las enfermedades del riñón y en algunos trastornos psiquiátricos. También hay indicios de que tiene propiedades antivirales, por lo que protege contra determinados virus como la gripe.

La acetilcisteína también es un agente mucolítico que ayuda a mejorar el funcionamiento del pulmón en personas que sufren de enfermedades pulmonares, como la fibrosis quística, la fibrosis pulmonar y la enfermedad pulmonar intersticial.

Favorece el funcionamiento del pulmón al diluir la mucosidad y libra al organismo de las secreciones. La dosis que debe tomarse de acetilcisteína (también disponible como L-acetil-cisteína), dependerá de la vía por la que se administre.

En los casos en que se tome como suplemento dietético está disponible en cápsulas de 600 a 1200 mg. En los hospitales se administra por vía intravenosa y mediante inhalación.

Beneficios de la acetilcisteína para la salud:

  • Es un agente mucolítico que sirve para la eliminación de moco en los pulmones
  • Eleva los niveles de glutatión en el cuerpo
  • Se utiliza en el tratamiento de la sobredosis de acetaminofeno
  • Reduce los radicales libres
  • Puede cambiar la actividad del virus de la influenza

La acetilcisteína, un poderoso antioxidante

La acetilcisteína tiene extraordinarias propiedades antioxidantes. Esto se debe a que es el precursor del glutatión, "super antioxidante". Cuando la acetilcisteína se trasforma en glutatión, el cuerpo lo usa para reducir los radicales libres.

Hay muchos factores que contribuyen a las propiedades antioxidantes de la acetilcisteína: puede regular la producción de óxido nítrico, ayuda a la síntesis correcta del ADN e interviene en el metabolismo del hierro.

La n-acetilcisteína y los trastornos psiquiátricos

La acetilcisteína tiene efectos positivos en el tratamiento de determinados trastornos psiquiátricos y enfermedades neurológicas, tales como la epilepsia y el autismo. También puede reducir los síntomas depresivos en individuos con trastorno bipolar.

Los neurotransmisores transmiten señales en el cerebro. La acetilcisteína es muy útil en los trastornos psiquiátricos, ya que tiene un impacto decisivo sobre dos neurotransmisores importantes, el glutamato y la dopamina.

La NAC y el sistema inmunitario

Los estudios clínicos han demostrado que la acetilcisteína puede tener diferentes efectos sobre el funcionamiento del sistema inmunitario, debido a su papel en la proliferación y movimiento de ciertos virus. Estos efectos ayudan principalmente a los pacientes con infecciones virales.

La acetilcisteína neutraliza las toxinas

Dadas sus propiedades antioxidantes, la acetilcisteína se puede utilizar para reducir los radicales libres mediante la síntesis del glutatión. Los médicos también la utilizan para el tratamiento del acetaminofeno tóxico (sobredosis de paracetamol).

¿A quiénes benefician los suplementos dietéticos de acetilcisteína?

  • Aquellos con diferentes enfermedades pulmonares crónicas y agudas tales como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), enfermedad pulmonar intersticial, bronquitis y fibrosis pulmonar.
  • Quienes padecen gripe u otras infecciones virales agudas
  • Personas con estrés oxidativo o un nivel elevado de homocisteína o lipoproteínas
  • Pacientes con trastornos psiquiátricos
  • Los que quieren reducir los radicales libres con un antioxidante
  • Quienes tienen enfermedad hepática, renal o enfermedades del corazón
  • Las personas con diferentes formas de epilepsia

¿Tiene algún efecto secundario la n-acetilcisteína?

Cuando se inhala puede llegar a causar inflamación en la boca, moqueo, mareos y opresión en el tórax.

La acetilcisteína no ha sido probada para su uso durante el embarazo y la lactancia. Por lo tanto, solo puede tomarse en estos casos tras consultar con el médico.

¿Para qué sirve tomar acetilcisteína como suplemento dietético?

  • Para eliminar la mucosidad de los pulmones
  • Para aliviar los síntomas de determinadas enfermedades: la hepatitis viral, la enfermedad hepática y la gripe
  • Para aumentar la eficacia de algunos medicamentos o reducir sus efectos secundarios no deseados
  • Para elevar los niveles bajos de glutatión
  • Para favorecer el funcionamiento de las vías respiratorias en multitud de enfermedades
  • Para ayudar a tratar las infecciones virales crónicas

Otras denominaciones de la acetilcisteína

La acetilcisteína también pude denomimarse como N-acetilcisteína, N-acetil-L-cisteína (NAC), L-acetil-cisteína y Acetadote (en el caso de su administración por vía intravenosa)

  Cargando...