Todos los envios siempre gratis *

La luteína es una sustancia básica para mantener la visión en buen estado. Disminuye el riesgo de desarrollar la degeneración macular relacionada con la edad (AMD) o la opacidad del cristalino (catarata) y favorece el estado de la dermis desde el interior, aumentando su hidratación y elasticidad.

¿Qué es la luteína?

Esta sustancia es un antioxidante natural, un pigmento amarillo perteneciente a la familia de los carotenoides. Los carotenoides son sustancias que dan a las plantas su color y actúan como antioxidantes. Entre los alimentos que la contienen podemos destacar la yemas de huevo, las frutas y las plantas o verduras con hojas de pigmento verde oscuro, como las espinacas y la col.

Es un antioxidante natural, que favorece el estado de la visión y de la dermis, retrasando su deterioro y envejecimiento.

Propiedades y beneficios de la luteína

La luteína favorece el estado de los ojos, y de la piel, los únicos órganos del cuerpo que están directamente en contacto con el mundo exterior.

Es un antioxidante que reduce y elimina los efectos nocivos de los radicales libres. Los radicales libres producen daños en el organismo y son la causa de varias enfermedades crónicas.

Esta sustancia filtra las longitudes de onda ultravioletas de la luz solar. Estas longitudes de onda son peligrosas, ya que causan daños sobre los órganos debido al estrés oxidativo. Las investigaciones clínicas han demostrado que, junto con la zeaxantina, reduce la intensidad de las longitudes de onda del espectro de luz, responsables del daño en la retina, hasta en un 90%. Por lo tanto, ayuda a prevenir el daño oxidativo de la retina, y favorece el buen estado de la vista.

Fuentes de luteína, ¿puede producirla el organismo?

No. Aunque es una sustancia esencial para el cuerpo humano, este no puede producirla por sí mismo. El único modo de proporcionar al organismo este nutriente, consiste en consumir los alimentos o suplementos dietéticos específicos que lo contengan.

Esta sustancia se concentra en los ojos, en la sangre, en la dermis, en el cuello del útero, en el cerebro y en las mamas. Dentro del ojo se sitúa sobre todo en la región macular de la retina y, en cantidades más pequeñas, en el resto de la retina, el iris y la lente.

Dosis, ¿qué cantidad diaria necesitamos?

Cada día debemos tomar entre 6-10 mg. Las investigaciones clínicas han demostrado que para la salud ocular y de la dermis, es necesario tomar esta dosis diaria. Por ello, se recomienda tomar verduras, cuyas plantas presentan un pigmento verde oscuro, o tomar suplementos dietéticos de esta sustancia. Aún en el caso de las personas que siguen una dieta equilibrada, resulta prácticamente imposible ingerir diariamente un gran plato de espinacas que contenga entre los 6 a 10 mg recomendados.

A esta dificultad hay que añadir que son muchas las personas que no toman la cantidad diaria necesaria de frutas y verduras, por lo que resulta muy difícil realizar el aporte necesario a través de la alimentación.

Por ese motivo, para evitar su deficiencia en el organismo, lo más recomendable es tomar un suplemento dietético que nos garantice el buen estado de la vista y de la dermis.

¿Cuáles son las diferencias entre la luteína libre y en ésteres?

La luteína libre es la que se encuentra, de forma natural, en los vegetales y plantas de hoja verde, y se aporta al organismo a través de los alimentos que consumimos.

En ésteres, es un extracto natural que se incorpora a ciertos alimentos.

¿Cómo protege la la luteína la salud ocular?

Los estudios han demostrado que esta sustancia reduce el riesgo de sufrir la degeneración macular relacionada con la edad (AMD). Un estudio realizado en 2016 sobre pacientes mayores que presentaban degeneración macular AMD, demostró que tomar 10 mg al día, mejoraba la vista de estas personas. Además, se han realizado en 2016 nuevas investigaciones clínicas que apuntan a que esta sustancia reduce el riesgo de sufrir cataratas.

¿Qué es la degeneración macular relacionada con la edad (AMD)?

La degeneración macular es una enfermedad degenerativa, y supone la principal causa de pérdida de visión en personas mayores de 65 años. Esta enfermedad produce una mácula lútea, también llamada mancha amarilla, el punto de visión más aguda de la retina.

Se produce cuando las células de la retina degeneran la mácula, lo que lleva a la pérdida de la visión en el campo central de la retina. La visión periférica no se ve afectada.

1. La degeneración macular “seca” o atrófica, relacionada con la edad

La degeneración macular seca se produce en el 90 por ciento de los casos debido a pequeños puntos amarillos, llamados drusas, que aparecen detrás de la mácula.

Estos puntos amarillos son causados por depósitos de productos metabólicos de desecho y la alteración de la circulación de la coroides. En un 5-10% puede derivar en ceguera. En los casos restantes, produce la muerte celular del epitelio pigmentario de la retina y deriva en una grave pérdida de la agudeza visual.

Si no se trata, puede derivar en el 15% de los casos en degeneración macular “húmeda”. Un estudio realizado en 2016 demostró que los suplementos dietéticos de luteína tenían un efecto positivo sobre la vista de las personas que sufrían degeneración macular seca.

2. La degeneración macular “húmeda”, relacionada con la edad

La degeneración macular "húmeda" es el resultado de un mal estado metabólico de los vasos sanguíneos de la retina, debido a los coroides subyacentes.Esto puede ocasionar un desprendimiento de la retina.

Esta patología es más rápida que la degeneración macular seca. Los síntomas típicos de la degeneración macular “húmeda” son la percepción distorsionada de las cosas, por ejemplo, si los bordes de un objeto son rectos, pueden verse inclinados.

¿Qué es la mácula?

La mácula lútea o mancha amarilla es un área pequeña, de dos milímetros de ancho, situada en el centro de la retina, en la parte posterior del ojo. La parte central de la mácula se llama fóvea, y es la responsable de la visión central del ojo.

¿Qué propiedades tiene la luteína para proteger los ojos de la degeneración macular?

Esta sustancia se ingiere a través de la alimentación y se absorbe por la mácula del ojo. Debido a sus propiedades, filtra las ondas nocivas de luz ultravioleta del sol y protege la mácula del daño de los radicales libres. Una mácula sana proporciona una buena visión central. Cuando se está expuesto durante años a los factores agresivos de la luz, la mácula acaba por deteriorarse y se produce la degeneración macular relacionada con la edad (AMD).

Además de consumir suficientes frutas y verduras, se recomienda, tomar un suplemento dietético de esta sustancia para prevenir y reducir el riesgo de sufrir degeneración macular AMD. Son muchas las personas que no toman la suficiente cantidad diaria de frutas y verduras, por lo que los suplementos dietéticos son la forma más segura de ingerir diariamente la cantidad necesaria que el organismo necesita.

¿Qué personas tienen el riesgo de sufrir la degeneración macular relacionada con la edad?

Hay varios factores que aumentan el riesgo de desarrollar degeneración macular. Estos factores son, principalmente: la edad, la mala alimentación, la excesiva exposición de los ojos a la luz solar, el tabaquismo, los genes, el género, la raza, el color de los ojos, el consumo de alcohol y las enfermedades del corazón. Por ejemplo, las personas de piel blanca y las personas con los ojos azules o verdes tienen un riesgo más alto de padecer degeneración macular. Otros colectivos con riesgo de padecer la enfermedad son los ancianos, las mujeres y los fumadores.

¿Cómo podemos proteger nuestro ojos de la degeneración macular relacionada con la edad?

Aunque hay factores que no se puede cambiar - por ejemplo, la edad, el sexo y los genes – existen otros que sí podemos evitar, modificando determinados hábitos en nuestro estilo de vida para prevenir el riesgo de sufrir la degeneración macular.

Estos son los consejos:

  • Dejar de fumar.
  • Usar gafas de sol y sombreros con ala ancha, para proteger la vista de la luz solar directa y sus reflejos.
  • Consumir habitualmente gran cantidad de frutas y verduras cuyas plantas tienen hoja verde oscura, ya que contienen luteína.
  • Agregar a nuestra dieta diaria un suplemento de luteína.
  • Limitar el consumo de alcohol y de grasas saturadas y bajar el nivel de colesterol.

¿Qué propiedades tiene la luteína frente a otras enfermedades oculares relacionadas con la edad?

En un estudio clínico realizado en 2016, en el que participaron adultos de entre 43-84 años, se constató que la ingesta de luteína y zeaxantina pueden reducir la aparición de cataratas.

Las cataratas se caracterizan por la opacidad del cristalino y con frecuencia están asociadas con el proceso de envejecimiento. La luteína y la zeaxantina son los únicos carotenoides presentes en la lente del ojo.

  • En un estudio clínico realizado sobre 77 enfermeras, de entre 45 y 71 años, se verificó que las que tomaban mayor cantidad de luteína y zeaxantina tenían un riesgo del 22 por ciento menor de sufrir cataratas que aquellas que no tomaban estos nutrientes.
  • El estudio también demostró que un alto consumo de espinaca y col (que contienen gran cantidad de luteína) puede reducir el riesgo de sufrir cataratas.

En un estudio similar, realizado sobre 36 hombres, con edades comprendidas entre 45 y 75 años de edad, se demostró que aquellos que tenían un mayor consumo de carotenoides (alfa-caroteno, beta-caroteno, luteína, beta-criptoxantina, licopeno) y vitamina A, presentaban un riesgo del 19 por ciento menor de sufrir cataratas, respecto a los que consumían cantidades más bajas.

Además de reducir el riesgo de sufrir degeneración macular AMD y cataratas, los estudios clínicos realizados en 2016 han demostrado que esta sustancia favorece la salud cardiovascular y mejora la apariencia y estado de la dermis.

La luteína y la piel

Los factores ambientales producen daños en todas las capas de la dermis.

Las longitudes de onda de luz ultravioleta (UVB) solamente penetran en las capas externas. Sin embargo, las longitudes de onda más largas (UVA), penetran tanto en las capas externas como en las capas internas.

La luz visible puede penetrar en todas las capas de la dermis y causarles daños, haciéndoles perder su capacidad antioxidante natural para frenar los efectos nocivos de los radicales libres.

La dermis, al igual de lo que sucede en los ojos, también contiene luteína de natural. Las investigaciones clínicas han demostrado que esta sustancia juega un papel básico en el mantenimiento de una dermis sana.

  • Un estudio clínico realizado en 2016 ha demostrado que tomar 10 mg de luteína al día aumenta la hidratación y la elasticidad de la dermis y reduce la peroxidación de lípidos.
  • Los lípidos son elementos básicos para mantener un cutis saludable. Los lípidos también actúan como una barrera que retarda la pérdida de humedad de la dermis.
  • En el estudio clínico, realizado en 2016, se demostró el beneficio que tiene sobre la dermis la aplicación de luteína por vía tópica.
  • Este beneficio se incrementa cuando se combina con la ingesta oral de suplementos dietéticos de esta sustancia.

Beneficios de la luteína sobre la salud del sistema cardiovascular

Los carotenoides protegen el corazón. Los estudios epidemiológicos revelan que las personas que consumen frutas y verduras, cuyas plantas tienen hojas verdes, tienen menos riesgo de sufrir enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares.

Las personas que siguen una dieta mediterránea presentan una tasa menor de muertes por enfermedad coronarias. Al analizar los ingredientes de esta dieta, se descubrió que los carotenoides que la integran contienen grandes cantidades de luteína.

Los autores de este estudio han sugerido que la ingesta de luteína puede bajar la bajar la mortalidad derivada de enfermedades del corazón. Aunque todavía no se conocen los mecanismos exactos sobre su relación con la salud cardiovascular, los investigadores opinan que este efecto protector se basa en sus propiedades antioxidantes.

  • En primer lugar, se demostró que tiene beneficios sobre el grosor de la arteria carótida que está asociado al riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular.
  • En segundo lugar, se realizó un experimento clínico en el que se incubaron las células endoteliales del músculo y de las aortas con luteína y se descubrió que, con ello, se reducía la inflamación de las arterias.
  • Y, por último, los estudios clínicos realizados sobre ratones con lesiones de aterosclerosis han demostrado que tomar suplementos de luteína reduce, de forma significativa, el tamaño de las lesiones en el arco aórtico.

Además, también reduce el estrés oxidativo y los niveles de VLDL + IDL (lipoproteína de muy baja densidad de lipoproteínas de densidad intermedia +) en el plasma sanguíneo, reduciendo la aparición y progreso de la aterosclerosis.

Propiedades de la luteína sobre la salud de las mujeres y los bebés

Esta sustancia tiene beneficios sobre el el tejido mamario, el tejido uterino y los ovarios. Actualmente se están investigando otras propiedades sobre el cuerpo, entre las que se incluyen los beneficios de esta sustancia sobre el embarazo y la lactancia.

Los estudios clínicos han demostrado que la eleva los niveles del plasma sanguíneo durante el embarazo, aunque no se conocen las razones exactas de ello.

Se ha detectado, igualmente, que esta sustancia está contenida en la sangre del cordón umbilical posterior al nacimiento y en el calostro (la primera leche materna de los mamíferos). En base a ello, se ha pensado que podría ser un componente de la leche materna.

  Cargando...