Todos los envios siempre gratis *

El hierro es un oligoelemento esencial para la formación de los glóbulos rojos, que son los que transportan el oxígeno a todas las células del organismo. Por lo tanto, es crucial para proporcionar energía al cuerpo y a la mente.

Los síntomas de la deficiencia en hierro se presentan normalmente en forma de fatiga, palidez, caída del cabello y uñas quebradizas. La falta de hierro en sangre afecta especialmente a las mujeres, los vegetarianos y los veganos.

El hierro contribuye, en gran medida, a proporcionar el color rojo de las células que distribuyen el oxígeno inhalado desde los pulmones, a través del torrente sanguíneo a todo el cuerpo. El hígado y el bazo contienen las reservas de hierro que el cuerpo necesita.

El organismo no puede sintetizar este mineral por sí mismo, por lo que requiere una aportación regular de este oligoelemento básico. Cada día el cuerpo pierde aproximadamente 1 mg de este oligoelemento a través del intestino, los riñones y la piel. Las necesidades diarias de hierro son distintas en cada persona, dependiendo de sexo, edad, estilo de vida y estado físico.

Propiedades del hierro

Es necesario para la formación de la sangre en la médula ósea. El hierro que el cuerpo absorbe se deposita en las células de la sangre y distribuye el oxígeno al resto de las células del cuerpo.

De este modo, el oxígeno entra en los músculos, donde se almacena, y produce la energía de las células y de los elementos químicos que necesita el cerebro.

El hierro se recomienda para:

  • En los casos de personas que necesitan una mayor aportación de este mineral, como los deportistas, atletas, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, personas que están en fases de crecimiento (pubertad), o personas que van a pasar un periodo largo de tiempo en zonas de elevada altitud.
  • Cuando se tiene un suministro insuficiente de alimentos, como es el caso de las personas que tienen una dieta vegetariana o vegana.
  • Cuando se tiene una pérdida de sangre por diversos motivos: operaciones de cirugía, accidentes, donaciones de sangre o menstruación.
  • Para personas de la tercera edad

Hierro y anemia

El hierro es vital para la síntesis de hemoglobina, siendo un pilar clave en la unión de esta proteína al oxígeno.

Cuando el cuerpo tiene poco hierro disponible ya sea por pérdida de sangre, mala alimentación o incapacidad del cuerpo por asimilar suficiente hierro, se genera una cantidad muy baja de hemoglobina y se producen menos hematíes, o hematíes de peor calidad, por lo provoca deterioro de la capacidad global de la sangre para llevar a cabo su vital acción oxigenadora en los tejidos.

Esta anemia por déficit de hierro es la denominada anemia ferropénica.

La anemia por falta de hierro o anemia ferropénica es una enfermedad común y sencilla de tratar en la mayoría de los casos. Se suele tratar con un suplemento de hierro.

No obstante, este mineral no es el único elemento clave en la fabricación de los glóbulos rojos por la médula ósea. También se requieren dos vitaminas en las dosis suficientes, la vitamina B12 y el ácido fólico. La carencia de al menos una de ellas, también provoca anemia pero ésta es de otro tipo.

¿Qué alimentos contienen hierro?

La concentración en los alimentos es muy diferente en cada caso. Entre los principales aliemntos con hierro que pueden ser absorbidos por el cuerpo figuran los de origen animal, especialmente el hígado, el riñón y las vísceras.

La concentración de hierro varía significativamente en los alimentos vegetales, entre los que destacan las legumbres, los cereales (integrales), las nueces y el perejil.

¿Qué síntomas se producen ante una deficiencia en hierro?

La deficiencia en hierro se manifiesta sobre todo en las grandes ciudades y afecta a millones de personas. Las causas son múltiples y pueden variar de unas zonas a otra.

Los síntomas típicos de la deficiencia de hierro incluyen:

  • Dificultad para respirar y palpitaciones
  • Anorexia
  • Dolores de cabeza
  • Cansancio y fatiga
  • Problemas de concentración
  • Pérdida de energía
  • Mareos
  • Palidez
  • Caída del cabello
  • Uñas quebradizas
  • Fisuras en la comisura de los labios

Cantidad de hierro y modo de aplicación:

Una dieta equilibra debe cubrir, de forma normal, la cantidad diaria que requiere nuestro cuerpo. En situaciones de estrés o ante determinadas circunstancias podemos tener una mayor necesidad, por lo que es muy útil tomar un suplemento dietético de hierro para cubrir esta necesidad.

En general, la dosis recomendada de hierro gira en torno a los 10 mg. diarios en situaciones normales o 15 mg. cuando se tiene una necesidad adicional. Cuando el cuerpo tiene una deficiencia en hierro pueden pasar varios meses hasta que recupera sus niveles normales.

Una solución para recuperar de forma rápida los niveles de este oligoelemento, consiste en agregar un suplemento a nuestra dieta. También es muy importante tener una buena compatibilidad con el producto seleccionado.

Algunos suplementos de hierro pueden causar problemas gastrointestinales como irritación y efectos de constipado. Pero hay una única forma de hierro, la quelada (hierro bisglicinato) que ha sido formulada para mejorar la absorción y  es gentil con el organismo (no agresiva).

Falta de hierro en niños

La falta de hierro en los últimos años se ha reducido gracias a la introducción de las fórmulas y alimentos fortificados con este mineral para lactantes y niños que se introdujeron en la década de 1970. No obstante, estudios revelan que los niños no consumen el hierro suficiente ya que un 4% de los niños de 6 meses de edad y el 12% de 12 meses tienen una falta de este mineral tan importante.

 Los niños con edades comprendidas entre 1 y 3 años, la falta de hierro ocurre en un 6.6% a 15.2%, dependiendo de la etnia y el estatus socio-económico.
Los niños recién nacidos prematuros, los bebés que toman solo leche materna, y los bebés en riesgo de padecer discapacidades del desarrollo están en mayor riesgo. Con la suplementación con hierro a todos los niños se podría disminuir la deficiencia de este oligoelemento.

Opinión de los nutricionistas y expertos sobre el hierro

1. El mito de las espinacas

Durante muchos años hemos oído el rumor de que las espinacas son ricas en hierro. Sin embargo, hoy sabemos que el ácido oxálico que contienen las espinacas puede tener un efecto inhibidor e impedir la correcta absorción de este mineral por el organismo.

2. Factores que facilitan o inhiben la absorción de hierro en el organismo

De acuerdo con los estudios clínicos más recientes, el consumo de té negro o café también reduce la absorción de hierro por el organismo.

Las frutas y verduras ricas en vitamina C, como el zumo de naranja recién exprimido, facilitan la absorción de hierro por el organismo. En general, solo alrededor del 10 por ciento del hierro suministrado a través de la alimentación es utilizado por el cuerpo.

Efectos secundarios e interacciones del hierro

Los suplementos dietéticos de hierro son totalmente seguros y no tienen efectos secundarios. Las instrucciones de cada producto proporcionan una información más detallada.

Las personas que están tomando algún medicamento, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, así como los que tienen una enfermedad renal, deben consultar previamente a su médico antes de tomar los complementos nutricionales de hierro.

  Cargando...