Todos los envios siempre gratis *

No existen productos que cumplan el criterio de selección

Callo es un término popular que se utiliza para denominar un problema cutáneo denominado como hiperqueratosis que se ocasiona como resultado de una excesiva acumulación de la queratina correspondiente a la compactación de todas aquellas células muertas de la epidermis. Generalmente, los callos son producidos por el exceso de fricción o roce con el calzado y, por ello, se manifiestan, sobre todo, en los pies. Sin embargo, también pueden aparecer en las manos como resultado de, por ejemplo, hacer ejercicios con mancuernas o barras sin utilizar guantes.

Habitualmente, para eliminar los callos es necesario recurrir a los servicios de un podólogo que se encargará de evaluar la gravedad que poseen y, según esto, aplicar un tratamiento u otro. Si son de reducido tamaño pues no se ha acumulado un exceso de células muertas es posible que baste con la aplicación de algún producto químico abrasivo sobre la zona. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, utilizar un bisturí quirúrgico para acabar con ellos es la solución más habitual. También hay que decir que, una vez se forman, suelen aparecer de nuevo aunque sean eliminados por completo.

La piedra pómez también es un buen remedio para eliminar los callos en caso de que no sean muy grandes. Sin embargo, a pesar de que puede ser aplicada por la propia persona, es necesario tener bastante cuidado ya que puede irritar la piel sana e, incluso, provocar heridas. Por ello, lo ideal es usarla justo después del baño, un momento en que la queratina no está tan dura. Asimismo, evitar el uso de calzado demasiado ajustado, llevar siempre calcetines y bañar los pies con agua caliente y jabón líquido después de haber pasado varias horas de pie son consejos que desde HSNstore te damos para que evites en lo posible su aparición.

  Cargando...