Todos los envios siempre gratis *

54 Productos
Configurar sentido ascendente
  1. «
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. »
  1. «
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. »

El ácido fólico juega un papel básico en el cuerpo humano. Se trata de un tipo de vitamina B, esencial para la formación y regeneración de las células.

Todas las células del cuerpo humano necesitan ácido fólico para formarse y regenerar el ADN (ácido desoxirribonucleico). Sin la capacidad de generar ADN, el cuerpo no puede producir nuevas células para la cicatrización de las heridas.

Cuando las células del ADN están dañadas y no pueden repararse, el cuerpo se vuelve más vulnerable y susceptible a sufrir enfermedades. El ácido fólico es básico para el funcionamiento normal del organismo.

Entre los beneficios adicionales del ácido fólico podemos señalar que también previne las complicaciones durante el embarazo, reduce el riesgo de sufrir un ataque cerebrovascular y reduce los niveles altos de homocisteína.

¿Qué es el ácido fólico?

Las vitaminas B son sustancias solubles en agua, por este motivo es necesario que aportemos ácido fólico a través de la alimentación o la suplementación para asegurarnos un buen aporte del mismo.

El ácido fólico desempeña un papel básico en todos los procesos de crecimiento y desarrollo y, por lo tanto, resulta especialmente importante durante el embarazo. Por otra parte, el ácido fólico también ayuda al metabolismo a “eliminar “ la homocisteína vascular, sustancia cuyos niveles elevados se relaciona con mayor riesgo de padecer arteriosclerosis.

Son muchas las personas que tienen carencia de esta vitamina, incluso en los países desarrollados como el nuestro.

El folato es la forma sintética de esta vitamina y podemos encontrarlo en diversas frutas y verduras, como las espinacas, el brócoli, los plátanos, las setas, el okra, y los espárragos. La estructura química de folato es prácticamente idéntica a la estructura del ácido fólico sintético. La única diferencia es que en la estructura del folato falta un átomo de hidrógeno.

Sin embargo esta diferencia entre el folato y el ácido fólico no afecta a la eficacia del folato, y ambos benefician al organismo de idéntica forma.

Proporcionado a través de los suplementos alimenticios, el ácido fólico es aprovechado por el organismo casi por completo.

Beneficios para la salud del ácido fólico

Se recomienda ácido fólico en los siguientes casos:

  • Antes y durante el embarazo, para prevenir los defectos del tubo neural
  • Cuando se sufre anemia por deficiencia de ácido fólico
  • Cuando se tienen deficiencia de ácido fólico debido a la medicación
  • En los trastornos de absorción de folato por el intestino (síndrome de mala absorción, abuso de alcohol, enfermedad inflamatoria del intestino)
  • En las enfermedades cardiovasculares
  • Cuando hay riesgo de trombosis, derrame cerebral y ataque al corazón
  • En la disfunción cerebral (falta de memoria, demencia, depresión, Alzheimer)
  • Para favorecer la cicatrización de las heridas
  • Cuando se tiene riesgo de infección
  • Para prevenir la degeneración celular

El ácido fólico y la salud cardiovascular

Está demostrado que el ácido fólico reduce los niveles de homocisteína en sangre. La homocisteína es una molécula con estructura parecida a la cisteína, un aminoácido que podemos encontrar en las enzimas y proteínas.

Los niveles elevados de homocisteína en la sangre se realciona con la aterosclerosis (endurecimiento y estrechamiento de las arterias) así como un mayor riesgo de padecer infartos de corazón, accidentes cerebrovasculares, formación de coágulos sanguíneos, etc.

El ácido fólico puede reducir el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares mediante el control del nivel de homocisteína en sangre.

Las investigaciones clínicas han demostrado que se pueden reducir, entre un 20% y un 30%, los niveles ligeramente elevados de homocisteína en sangre hasta un nivel normal, simplemente tomando suplemento dietéticos de ácido fólico.

El ácido fólico y el ataque cerebrovascular

Entre los múltiples beneficios del ácido fólico se incluye la protección contra el infarto y el derrame cerebral.

En un estudio clínico publicado por la revista “Journal of the American Medical Association”, se investigó a más de veinte mil adultos de China que presentaban presión arterial alta.

  • En China, a diferencia de los que ocurre en Estados Unidos y Europa, los alimentos no están enriquecidos con ácido fólico.
  • Se dividió a los participantes del estudio en dos grupos: un grupo tomó un comprimido que contenía ácido fólico y un medicamento para la presión arterial alta, mientras que el otro grupo tomó una píldora que solo contenía un ingrediente activo para la hipertensión.
  • La duración media del tratamiento de los participantes fue de 4,5 años.
  • El estudio demostró que los participantes que habían tomado ácido fólico y un fármaco para la hipertensión sufrieron un ataque cerebrovascular en un porcentaje del 2,7%, mientras que los participantes que no tomaron ácido fólico incrementaron este porcentaje en un 3,4%.

Por lo tanto, este estudio demuestra que tomar suplementos con ácido fólico, junto con medicamentos para la presión arterial alta, reduce el riesgo de sufrir un ataque cerebrovascular.

El ácido fólico y la fertilidad

Está demostrado que el ácido fólico aumenta la fertilidad femenina. En 2006 se realizó un estudio clínico durante ocho años a 18.500 mujeres embarazadas.

En este estudio se descubrió que las mujeres que tomaron un multivitamínico de ácido fólico durante seis días a la semana tenían un cuarenta por ciento más probabilidades de quedar embarazadas en comparación con las mujeres que no tomaron suplementos.

Por otra parte, en un estudio realizado en 2014, publicado en la revista "Biomedicina Reproductiva online", se demostró que la ingesta de ácido fólico por parte de las mujeres con problemas de fertilidad aumenta las posibilidades de éxito de la fertilización in vitro (FIV).

En conclusión, las investigaciones demuestran que los suplementos de ácido fólico aumentan la fertilidad en las mujeres y las posibilidades de éxito de la fertilización in vitro.

El ácido fólico y el embarazo

La deficiencia de folato provoca los siguientes síntomas: diarrea, anemia, dificultad para respirar, confusión mental, dolores de cabeza y entumecimiento.

En el caso de las mujeres embarazadas, la deficiencia de ácido fólico puede tener graves consecuencias como un aborto involuntario, complicaciones durante el embarazo y el parto y deficiencias en el feto, como por ejemplo defectos del tubo neural en la fase de crecimiento del embrión.

Durante la tercera semana de embarazo, las células del embrión forman el tubo neural, que posteriormente se convierte en la médula espinal y el cerebro del bebé. Un daño en el tubo neural en esta fase impide el desarrollo normal del feto y puede causar defectos graves en el mismo, entre los que se incluyen la espina bífida, la anencefalia (incapacidad para desarrollar un cerebro completo) y la iniencefalia (un trastorno que causa graves problemas en el cuello).

En Europa y Estados Unidos, el enriquecimiento de algunos alimentos con ácido fólico ha contribuido a reducir la incidencia de defectos del tubo neural en la población. Sin embargo, para las mujeres embarazadas todavía se recomienda complementar su dieta con el aporte de ácido fólico para garantizar el desarrollo sano del feto.

¿Quién debe tomar suplementos de ácido fólico?

  • A las mujeres, antes y después del embarazo
  • A las personas que sufren deficiencia de folato
  • A las personas con niveles elevados de homocisteína
  • A las personas que tienen una enfermedad renal o la presión arterial alta
  • A los pacientes de Alzheimer
  • A las personas que tienen enfermedades cardiovasculares y circulatorias

¿Tiene efectos secundarios del ácido fólico?

Los efectos secundarios del ácido fólico son mínimos y prácticamente inexistentes, siempre que se cumplan con las dosis prescrita.

Interacciones de ácido fólico

El ácido fólico no debe mezclarse con determinados medicamentos utilizados para tratar las convulsiones. Entre estos medicamentos se incluyen el fenobarbital, la fosfenitoína y la fenitoína. Los que toman metotrexato, también deben evitar tomar ácido fólico, ya que ambas sustancias neutralizan mutuamente sus efectos.

Dosis recomendada de ácido fólico

La dosis varía dependiendo de las circunstancias personales. La dosis diaria recomendada para las mujeres embarazadas que quieren prevenir los defectos del tubo neural es de 400mcg (microgramos). En el caso de las personas que quieran bajar sus niveles de homocisteína en sangre la dosis recomendada es la de 0,8-1 mg/día (miligramos por día).

Opinión de los expertos sobre el ácido fólico:

La falta generalizada (y desconocida) del ácido fólico

Las autoridades sanitarias, en un informe reciente, han alertado del hecho de que aproximadamente el 90% de la población sufre una deficiencia de folato. En las mujeres, este porcentaje se eleva al 99%.

El hecho de que las mujeres sufran esta deficiencia de ácido fólico, es todavía más peligroso si tenemos en cuenta que esto tiene un impacto directo en las malformaciones de los recién nacidos. Tal y como vienen declarando los pediatras "Si pudiera superarse la deficiencia de folato antes del embarazo, el 70% de las malformaciones del feto podrían evitarse"

El ácido fólico rejuvenece el cerebro

Según ha revelado un estudio de diversas Universidades Europeas, las personas mayores que toman la cantidad de ácido fólico recomendada, mantienen durante más tiempo su capacidad mental en plenas condiciones. Esta vitamina actúa contra el envejecimiento intelectual.

Los investigadores han descubierto que duplicar la dosis recomendada de ácido fólico tiene un efecto positivo sobre la memoria, tal y como se demostró en el Congreso Anual de la Asociación de Alzheimer, celebrado en Washington. En el estudio realizado sobre 800 personas, con edades comprendidas entre los 50 y 75 años, los participantes estuvieron tomando durante cerca de tres años, o bien 800 mg de ácido fólico o un placebo. La prueba de inteligencia realizada posteriormente, demostró que las personas que tomaron ácido fólico tenían un funcionamiento de la memoria como si fueran más jóvenes, en un porcentaje de 5,5 años más jóvenes respecto a los que tomaron el placebo.

El aumento de la ingesta de ácido fólico es bueno para el corazón y el cerebro

Los especialistas advierten que no se están utilizando todas las posibilidades que la medicina nutricional puede proporcionar para la prevención de las enfermedades. Los nutricionistas aconsejan tomar suplementos dietéticos de ácido fólico, no solo por el hecho de el ácido fólico puede evitar los defectos del tubo neural durante el embarazo, sino también porque reduce significativamente el riesgo cardiovascular.

  Cargando...